Existe algo de confusión entre los pacientes que acuden a la consulta respecto a lo que les pasa con su dolor en la zona trocantérea, y es que no todo lo que duele en la zona del trocánter mayor (alrededor del hueso de la cadera a la altura de la zona lateral del glúteo) tiene por qué ser lo mismo.
En este post pretendemos aclarar algunas cosas para que tengas una mejor comprensión del problema de la denominada trocanteritis.

 

¿Qué es la trocanteritis y el síndrome de dolor del trocánter mayor?


Se denomina habitualmente trocanteritis o bursitis trocantérea, a la inflamación de las bursas presentes alrededor del trocánter mayor situado en la parte lateral de la caderas y que provoca dolor en la parte lateral del glúteo que puede irradiar muchas veces hacia la parte inferiolateral del muslo. El dolor de la trocanteritis se siente especialmente cuando dormimos sobre el lado afectado o caminamos durante un rato, e incluso puede aparecer en reposo.
Una de las cosas que tenemos que tener claras a la hora de hacer frente a un dolor que padecemos, es realizar un buen diagnóstico diferencial . Con este tipo de diagnóstico lo que se pretende es excluir otras posibles causas que provoquen unos síntomas similares a los que el paciente padece como la tendinopatia glútea, la meralgia parestésica, afectaciones a nivel de la columna lumbar o puntos gatillos miofasciales a nivel del tensor de la fascia lata.
En este sentido hay que tener claro que no todo lo que duele en la zona del trocánter es trocanteritis, de hecho, es mucho mejor denominar lo que nos pasa como síndrome de dolor del trocánter mayor, en inglés greater trochanteric pain syndrome (GTPS).
Es importante además tener en cuenta los estudios realizados recientemente en lo que se pone en duda la importancia de la inflamación del la bursa, que es la bolsa de líquido sinovial que protege los huesos, tendones y músculos de fricciones en las articulaciones (1) (2) y le dan mucha más importancia a la tendinopatía glútea.

 

Características del síndrome del trocánter mayor


El síndrome de dolor trocantérico mayor (GTPS, por sus siglas en inglés) se refiere al dolor en la cara lateral de la articulación de la cadera y es una afección común con una mayor prevalencia en mujeres que en hombres,que afecta hasta al 23,5% de las mujeres mayores de 50 años. (3)

Este síndrome se muestra como una afección persistente en pacientes de atención primaria. Estos pacientes sufren con frecuencia dolor trocantérico (casi el 30% de estos pacientes) cinco años después de la presentación inicial del problema (4). Teniendo en cuenta la gran cantidad de pacientes que presentan los síntomas mucho tiempo después del inicio del dolor quizás deberíamos pensar en una forma diferente de enfoque en atención primaria como el abordaje del dolor crónico y la readaptación de los aspectos biomecánicos relacionados.

 

Aspectos biomecánicos de la trocanteritis y el (GTPS)


La importancia de la tendinopatía del glúteo medio y menor en el síndrome de dolor del trocánter mayor comúnmente conocido como trocanteritis es cada vez más evidente, de hecho, el signo de marcha en Trendelenburg es aceptado como un sensible signo con una aceptable fiabilidad intraobservador para el daño y sufrimiento de los mencionados tendones.

La marcha en Trendeleburg es un tipo de caminar oscilante en el que al ser el glúteo medio ineficiente el paciente se inclina a un lado y otro para facilitar su caminar y compensar su falta de eficiencia.

Los últimos estudios con respecto a la trocanteritis como ya hemos mencionado parecen indicar cada vez más que la verdadera causa del problema es la ineficacia de la musculatura acompañada de aspectos de inadecuada función de la pelvis esto unido a la alta cantidad de pacientes en los que el problema se cronifica aproximadamente un 30% parece mostrar que el enfoque de tratamiento basado en la infiltración de
corticoesteroides es ineficaz más aun cuando es ampliamente demostrado su ineficacia para el tratamiento de las afecciones tendinosas.

 

Tratamiento de la trocanteritis y el (GTPS)


El tratamiento común de la trocanteritis y el síndrome de dolor del trocánter mayor debe ir encaminado, bajo nuestro punto de vista, basado en las últimas evidencias a nuestro alcance, en el adecuado manejo de la afectación del tendón del glúteo menor y medio y la corrección de la movilidad pélvica, basando la parte principal del tratamiento en la adecuada solicitación de cargas a la musculatura afectada y el correcto manejo de la facilitación de la movilidad pélvica que en muchos casos se ve afectada.

Un ejemplo de abordaje de la trocanteritis sería combinar la terapia manual con el fin de facilitar la movilidad pélvica adecuada con ejercicios con la carga adecuada para mejorar el estado del tendón del glúteo y un enfoque importante en corregir el patrón de la marcha que facilita la perpetuación del problema.

 

BIOGRAFÍA


(1) Bird PA, Oakley P, Shnier R, et al. Prospective evaluation of magnetic resonance imaging and physical examination findings in patients with greater trochanteric pain syndrome. Arthritis Rheumatism . 2001;44: 2138–2145.
(2) Silva F, Adams T, Feinstein J, Arroyo RA. Trochanteric bursitis: Refuting the myth of inflammation. J Clin Rheumatol 2008;14(2):82–6.
(3) Raul FerrerPeña,Daniel Muñoz,Cesar Calvo-Lobo, JosueFernandezCarnero: Pain Expansion and Severity Reflect Central Sensitization in Primary Care Patients with Greater Trochanteric Pain Syndrome . Pain Medicine, 0(0), 2018, 1–10.
(4) Lievense A, Bierma-Zeinstra S, Schouten B, et al. Prognosis of trochanteric pain in primary care. Br J Gen Pract 2005;55(512):199–204.