Después de una lesión aguda, como por ejemplo, un esguince de tobillo o una rotura de fibras, o de un proceso crónico como habitualmente ocurre con las lumbalgia, cervicalgias o tendinopatías del hombro, la unión cuerpo cerebro sufre una desconexión, la propiocepción (el sentido que nos informa de la posición que tiene nuestro cuerpo y nuestra relación con el entorno) se ve alterada y los músculos sufren procesos de atrofia o hipertonía. Para revertir estos procesos no es suficiente con la terapia pasiva, es necesario iniciar un proceso de movimiento y ejercitación adaptado a la patología y realizado por un fisioterapeuta especializado.

 

¿La readaptación es solo para deportistas profesionales?


Cualquier persona que sufra una lesión, más aún cuando esa lesión es recurrente (se va repitiendo cada cierto tiempo) o crónica (de muchos meses o años de evolución) se puede beneficiar del ejercito terapéutico y la readaptación. Este tipo de abordaje más activo bajo nuestro punto de vista imprescindible ya que el dolor cambia nuestra forma de movernos y provoca ciertas adaptaciones del organismo:

  • Redistribución de la actividad dentro y entre los músculos. En ocasiones debido a esto algunos músculos que en ciertos movimientos tendrían una función secundaria se vuelven principales.
  • Modificación de los patrones normales de movimiento, sustituyendo formas de movernos y realizar acciones de forma eficiente por ineficientes.

Además estados de dolor mantenido producen cambios en nuestro sistema nervioso central, que se sensibiliza a las señales nocioceptivas, y puede cometer errores evaluativos desencadenando respuestas de dolor inadecuadas.

 

¿Por qué elegir el ejercicio terapéutico como parte de mi terapia?


La evidencia científica actual avala cada vez más la utilización de ejercicio terapéutico como parte esencial del tratamiento de lesiones y patología músculo-esquelética. Existen múltiples estudios que han demostrado que el ejercicio bien dirigido por un fisioterapeuta especializado resulta beneficioso a nivel de reducción de dolor y aumento de funcionalidad en pacientes con patologías como dolor lumbar crónico, tendinopatias o tendinitis y cervicalgia.

Una de las razones más importantes para realizar ejercicio terapéutico la hora de afrontar una lesión o patología es que cuando nos implicamos en la solución de nuestro problema de forma activa y adquirimos herramientas para controlar los síntomas pasamos de ser un elemento pasivo y sufriente a ser el autentico motor que nos impulsa hacia la solución.

 

¿Cómo debe ser una sesión de ejercicio terapéutico?


Lo primero que debemos saber es que una sesión de ejercicio terapéutico debe ser dirigida por un fisioterapeuta especializado.
En cuanto a como debe ser una sesión hay algunos aspectos que deben estar siempre presentes:

Evaluación inicial:

Esta evaluación sirve para ver el estado del paciente y descartar lo que los fisioterapeutas y otros sanitarios llamamos banderas rojas, que son signos o sospechas de patologías serias e indican la necesidad de derivar a otro profesional médico como por ejemplo:

  • Fracturas
  • Tumores
  • Afectaciones neurológicas graves
  • Afectaciones cardiacas

Dentro de esta evaluación inicial el fisioterapeuta te realizará test ortopédicos a través de la realización de ciertas acciones o movimientos y te hará preguntas sobre tu lesión o patología, tu actividad deportiva y tu actividad laboral.

 

Test de fuerza y cardiovasculares


Una vez realizada la evaluación inicial, dependiendo de la lesión y el tipo de readaptación necesaria se realizan diferentes test para saber la fuerza que tiene el paciente y poder así programar ejercicios adecuados e individualizados, también es posible que sea necesario hacer pruebas de esfuerzo para controlar la frecuencia cardiaca óptima en la que tenemos que trabajar.

Es muy importante tener en cuenta estos aspectos, el ejercicio terapéutico debe ser individualizado, guiado por un fisioterapeuta y basado en la evidencia científica.

 

BIOGRAFÍA


Falla D1, Jull G, Russell T, Vicenzino B, Hodges P.: Effect of neck exercise on sitting posture in patients with chronic neck painPhys Ther. 2007 Apr;87(4):408-17. Epub 2007 Mar 6