¿Cómo me sitúo ante el nuevo cambio?


Quizás te preguntes igual que yo, ¿cómo es posible que nuestra vida cambie tanto de un día para otro? Todo aquello que antes se manifestaba en un día normal, hoy lo vivimos con incertidumbre, con miedos y muchas inseguridades.

Todos estos pensamientos que inundan nuestra cabeza, persisten cada día y hace que añoremos cada vez más, esos paseos largos por la playa, el parque o simplemente un café en una terraza, qué tiempos tan felices diría uno.

Porque no dar la vuelta a esos pensamientos rumiantes que nos persiguen cada día, y enfocarnos en una pequeña reflexión: ¿Qué es lo que puedo descubrir y aprender de esta situación?

La resiliencia y la creatividad, van de la mano y el aprendizaje viene a través de una experiencia que muchas veces es nueva.
Te pregunto desde aquí: ¿Qué has aprendido estos días?, seguro que si te quedas un momento a pensar en ello te vienen a la mente bastantes cosas.
A mí, me resulta interesante, fijarme en esas cosas pequeñas que siempre he pasado por alto y de las cuales aún teniéndolas delante no me percataba.

 

Descubrir los rincones de mi casa para generar el bienestar


Comienza por esos pequeños rincones de tu casa que nunca los has tocado más que para limpiar, esos cambios que siempre te apetecía hacer pero nunca tenías tiempo, el pasillo pequeño que ahora te parece un lugar gigante en el cual puedes incluso hacer unos ejercicios, o el balcón, tan maravilloso, en el cual, los rayos de sol inundan todo por la mañana hasta cierta hora. Antes lo ignorabas y ahora lo estás esperando, y lo estás disfrutando tanto que jamas habías sentido tanta felicidad en este encuentro, esta vez con un simple rayo de sol que enseguida se esconde detrás de la esquina de tu bloque puedes encontrar felicidad observando como lo respiras y que tan agradable te resulta al impactar tu rostro.

¿No es todo esto estupendo? Ahora uno puede reconocer, saborear y apreciar un momento, que en otras ocasiones han pasado desapercibidos por su cotidianidad.

 

Descubrir las emociones que predominan en mi en este momento


Tu rutina ha cambiado, tus preocupaciones han cambiado.
El cerebro se adapta y busca crear nuevas rutinas y no es nada fácil, es lo que se llama un periodo de asimilación de nuevos acontecimientos, pero aprender algo nuevo por naturaleza es algo incomodo, y aquí es donde surge la motivación y comenzamos a explorar, en las cosas pequeñas que nos gustan hacer y descubrimos otras que no pensábamos que nos iban a generar tanto bienestar.

Las emociones son una gigante y espontánea montaña rusa y nos dejamos llevar por las olas emocionales desde un extremo al otro, es un proceso natural, no eres solamente tú, somos todos y de forma diferente así que no te asustes.

Quizás es el momento de conocerte un poco más y cuando hablo de conocerte me refiero a las emociones que sientes y los sentimientos que traen. Otro gran descubrimiento: parar un momento y observar las emociones, sentirlas, percibirlas, reconocerlas y aceptarlas. Aprender a estar con ellas y permitirles que hagan parte de ti.

 

Descubrir y saborear una taza de café y con ello multitud de sensaciones


Siempre con prisas, con mucho trabajo y reuniones, el café era simplemente la bebida que nos mantenía con más energía para rendir más y realizar aún más trabajos. Sin embargo ahora puedes descubrir en esa taza de café miles de sensaciones nunca percibidas que despiertan en ti infinidad de emociones. Solamente tienes que dejarte llevar por ellas y sentir el impacto que tienen. ¿No es esto maravilloso?
Podría quedarme aquí y contarte las muchas cosas que puedes descubrir y aprender en este momento.Pero debes ser tú quien vaya explorando en tu vida, que tenemos muchas razones para estar bien y que de todo aquello que se nos pone por delante y debemos afrontar podemos aprender mucho, sobre todo si lo observamos desde un lugar diferente.