Como hemos comentado en diferentes artículos, el dolor anterior de cadera, (dolor en la parte delantera de la cadera y en la zona inguinal), puede tener diferentes causas y fuentes. En este post hablaremos de algunas de ellas y nos centraremos especialmente en el dolor inguinal relacionado con los aductores, intentando contestar las principales cuestiones sobre el tema: ¿qué es el dolor inguinal relacionado con los aductores?, ¿por qué ocurren este tipo de lesiones? y ¿cuál es el tratamiento de elección para el dolor inguinal?

 

¿Es común el dolor inguinal?


El dolor inguinal, denominado en la literatura científica como dolor de groin, es bastante común en los deportistas jóvenes, especialmente en deportes como el fútbol y el hockey sobre hielo.
Giza y sus colaboradores, publicaron en 2003 un estudio de las lesiones sufridas por los futbolistas durante cuatro mundiales, siendo las lesiones en el muslo las más comunes (23-24%), seguidas de las lesiones de tobillo (18-19%) y rodilla (15-17%) . El porcentaje de lesiones en la zona inguinal se sitúa ente un 5% y un 13% según diferentes autores (Gilmore, 1998, Lynch y Restrom 1999, Wong y Hong, 2005).
Debemos de tener en cuenta a la hora de valorar estos porcentajes, de que estamos hablando de una población en concreto, futbolistas jóvenes y que estos porcentajes pueden ser diferentes en otros deportes o grupos de población, por ejemplo, realizando el mismo deporte los hombres son más proclives a padecer lesiones inguinales que las mujeres.

 

¿Qué es el dolor inguinal?


En ciencias de la salud, así como en otras ciencias, muchas veces ocurre que utilizamos diferentes términos para referirnos a las lesiones, por eso, en ocasiones, existe cierta confusión. Además, la investigación va avanzando y nos damos cuenta de que algunas cosas que pensábamos que eran de una forma resultan ser de otra, por eso debemos estar siempre atentos y actualizados como fisioterapeutas y profesionales sanitarios.
Cuando aparecen este tipo de discrepancias en los términos, se realizan congresos de expertos y se intenta llegar a un acuerdo para que todos hablemos el mismo idioma y utilicemos la evidencia científica más actualizada para tratar a nuestros pacientes.

 

Músculos y huesos de la cadera

 

El año 2014 en la ciudad de Doha, se realizó un congreso internacional y se llegaron a ciertos acuerdos en cuanto al dolor inguinal en deportistas, separando el dolor inguinal en diferentes entidades:

  • Dolor inguinal relacionado con el psoas-iliaco.
  • Dolor inguinal relacionado con los aductores.
  • Dolor inguinal relacionado con el canal inguinal.
  • Dolor inguinal relacionado con el pubis.
  • Dolor inguinal relacionado con la cadera.
  • Dolor inguinal relacionado con otras fuentes.

Como puedes observar las fuentes de dolor inguinal son múltiples, debido a esto, es importante realizar un adecuado diagnóstico diferencial y un buen razonamiento para identificar cual es la causa del dolor.
Hay que tener en cuenta que los tratamientos que se basan en hacer a todos los pacientes lo mismo, especialmente si es frotar los aductores, difícilmente tendrán éxito.

En este post nos centraremos en el dolor inguinal relacionado con los aductores y dejaremos para posteriores publicaciones las otras causas de dolor inguinal.

 

Dolor inguinal relacionado con los aductores.


Los aductores son una fuente común de dolor inguinal, aunque según algunos autores como Falvey y colaboradores, menos común de lo que solemos pensar, debemos tener en cuenta que las inserciones de los abductores, la musculatura abdominal y la sínfisis del pubis están íntimamente relacionadas, por lo tanto testar aisladamente estas estructuras es complejo.
Sin embargo, a través de diferentes test, la palpación y la historia clínica del paciente podemos aumentar nuestro índice de sospecha hacia un dolor inguinal relacionado con los aductores.

 

 

Musculatura y ligamentos de la cadera

 

El dolor inguinal relacionado con los aductores, puede aparecer progresivamente o de forma aguda tras una acción concreta, esta forma de aparición de los síntomas junto con los movimientos o acciones que los aumenten son también un elemento clave a la hora de diagnosticar un dolor inguinal relacionado con los aductores.

 

¿Cuál es el la forma típica de lesión el los aductores?


Cuando un paciente acude a la consulta con dolor inguinal que ha aparecido de forma brusca tras un gesto, conocer el gesto que ha provocado la lesión puede servir para orientar el diagnóstico.

Sabemos que la mayor parte de lesiones inguinales agudas relacionadas con los aductores ocurren es situaciones concretas, lo que se denominan mecanismos de lesión.

Según Andreas Semer, 2018 los mecanismos de lesión aguda de la musculatura inguinal son:

  • Cambio de dirección (35%)  –  Cadena cerrada.
  • Chutar un balón (29%)  –  Cadena Abierta.
  • Intentar llegar a un balón (24%)  –  Cadena cerrada.
  • Saltos (12%)  –  Cadena abierta.

Cuando hablamos de cadena abierta nos referimos a que una de las piernas no está en contacto con el suelo, y cadena cerrada cuando ambas piernas están en contacto con el suelo.

Mecanismos de lesión en la musculatura inguinal

Teniendo en cuenta estos mecanismos de lesión el resultado sería:

  • 59% de lesiones en cadena cerrada, en extensión, abducción y rotación externa.
  • 41% de lesiones en cadena abierta de extensión a flexión y de abducción a aducción con rotación externa.

Hay que tener en cuenta de que en este caso estamos hablando de lesiones del músculo aductor largo que ocurren de forma aguda, sin embargo, en ocasiones el dolor inguinal aparece de forma más progresiva y el conocer la causa de la lesión es más complejo, ya que la mayoría de test que tenemos, sirven más para descartar que para identificar la estructura concreta que provoca los síntomas.

 

¿Cuál es el tratamiento de fisioterapia para el dolor inguinal relacionado con los aductores?


El tratamiento de las lesiones agudas de los aductores, se basa principalmente en respetar las fases de recuperación de los tejidos, inflamación, agregación, y cicatrización, y dependiendo del grado de lesión, grado I, II, o III , ir programando un aumento progresivo de la carga que favorezca cada uno de estos procesos. Esta programación de la carga, podrá ir acompañada de diferentes técnicas, como terapia manual o vendajes por ejemplo, que ayuden al paciente a llevar mejor los síntomas de la lesión y aumentar su funcionalidad.

Cuando el dolor inguinal relacionado con los aductores, tiene mucho tiempo de evolución, meses e incluso años, todo se complica un poco más, ya que en muchas ocasiones con el paso del tiempo, más estructuras se van implicando en la sintomatología del paciente. En estos casos un profundo estudio de las alteraciones funcionales del paciente será necesario, midiendo adecuadamente, el rango articular, la fuerza de la musculatura implicada y realizando test funcionales que nos muestren las dificultades del paciente en la acción concreta. Es muy importante tener en cuenta que, especialmente en estas situaciones, no existen fórmulas mágicas y el tratamiento deberá ser diseñado específicamente para cada paciente y requerirá compromiso y trabajo intenso tanto por parte del fisioterapeuta como del propio paciente.

 

Bibliografía:


Para saber más sobre el dolor inguinal relacionado con los aductores:

Charlton, P., Drew, M., Mentiplay, B., Grimaldi, A. and Clark, R. (2017). exercise interventions for the prevention and treatment of groin pain and injury in athletes: a critical and systematic review. Sports Medicine, 47(10), pp.2011-2026.

Davis, J., Stringer, M. and Woodley, S. (2011). New insights into the proximal tendons of adductor longus, adductor brevis and gracilis. British Journal of Sports Medicine, 46(12), pp.871-876.

Falvey, É., King, E., Kinsella, S. and Franklyn-Miller, A. (2015). Athletic groin pain (part 1): a prospective anatomical diagnosis of 382 patients—clinical findings, MRI findings and patient- reported outcome measures at baseline. British Journal of Sports Medicine, 50(7), pp.423-430.