El síndróme de dolor trocantéreo, o coloquialmente conocido como trocanteritis, afecta especialmente a mujeres de mediana edad y con un alto índice de masa corporal, es decir, con sobrepeso, aunque también suele afectar a deportistas jóvenes.

Las personas que sufren esta patología, sienten dolor en la zona lateral de la cadera, zona trocantérea, en situaciones como, cruzar las piernas, subir o bajar escaleras, o permanecer de pie durante un periodo largo de tiempo. Además de en estas situaciones, una de las características típicas de el síndrome de dolor trocantéreo o “trocanteritis” es el dolor nocturno, que en algunas situaciones puede dificultar el descanso de estos pacientes.

En este post hablaremos de algunos consejos útiles desde el punto de vista de la fisioterapia para el tratamiento de la trocanteritis.

 

¿Trocantertis, tendinopatia del glúteo menor y medio, bursitis trocantérea o síndrome de dolor trocantéreo?


La verdad es que verás denominada esta patología de diferentes formas en noticias, blogs o incluso artículos científicos y de investigación. Esto ocurre por diferentes causas, la primera es que realizar estudios de investigación lleva tiempo y para cuando estos salen a la luz con nueva evidencia, mucha gente ha opinado, escrito tuiteado, o blogueado sobre algo que ya no está vigente.

Es importante tener en cuenta un aspecto importante de las redes sociales, cuando escribes un post que atrae mucho trafico a tu página o cuenta, difícilmente lo retirarás o modificarás para hacerlo más consecuente con la evidencia actual, simplemente dejarás que siga atrayendo tráfico, aunque tu responsabilidad sea la contraria. No solo debemos actualizarnos como profesionales sanitarios sino que también debemos actualizar el contenido publicado.

Otra causa por la que verás diferentes formas para llamar a una misma patología, es que en ocasiones, no hay consenso en ciertos aspectos de la misma. Actualmente, la antes denominada trocanteritis, se denomina síndrome de dolor trocantéreo o tendinopatia glútea. Esto ocurre porque antes se pensaba que ocurría debido a un proceso inflamatorio en la zona, de ahí la terminación “itis”, y ahora se piensa que tiene más que ver con una tendinopatía de los tendones de glúteo menor y medio que, aunque muestran unos marcadores inflamatorios, no sufren un proceso inflamatorio al uso.

Personalmente, considero que los términos síndrome de dolor trocantéreo y tendinopatía glútea reflejan mucho más fielmente las características de esta patología. No me gusta el término trocanteritis porque además de confundir al paciente pensando en un proceso inflamatorio, lo conduce a un tipo de tratamiento pasivo y dependiente que no suele dar un buen resultado.

 

¿Por qué me duele la cadera en la cama?


Actualmente se cree que el síndrome de dolor trocantéreo está importantemente relacionado con la tendinopatía de glúteo menor y medio. Estos tendones, por diferentes causas, sufren un proceso patológico, que puede ser agudo o persistente, en el que pierden parcialmente su capacidad para soportar cargas.

Generalmente los tendones están sometidos a dos diferentes tipos de cargas:

– Cargas tensiles, cargas normalmente longitudinales a las fibras del tendón y propias del ciclo de acortamiento estiramiento del músculo, como por ejemplo correr o saltar para el tendón de Aquiles.
– Cargas compresivas, estas cargas son normalmente transversales a las fibras del tendón y están relacionadas con el paso del tendón sobre superficies óseas como el trocánter mayor en el fémur.

 

Anatomía del glúteo medio y menor

 

Es importante conocer la disposición anatómica de los tendones del glúteo medio y menor para comprender el problema. Estos tendones pasan por encima de una prominencia ósea denominada trocánter mayor y cuando nos tumbamos de lado, cruzamos las piernas o aducimos la cadera, es decir, levamos la pierna hacia la línea media de cuerpo, estamos sometiendo al tendón a una fuerza compresiva.

Una vez entendido que debido a la tendinopatía el tendón es menos capaz de soportar cargas y que las cargas compresivas son unas de las cargas a las que el tendón se ve sometido, entenderemos mejor porque diferentes posiciones provocan dolor al dormir. Por ejemplo, cuando dormimos sobre la cadera afectada comprimimos el tendón entre el trocánter y el colchón, o si dormimos sobre el lado no afectado, la caída de la pierna superior provoca una aducción de la cadera y la consecuente compresión sobre el tendón.

 

Mala posición para dormir con trocanteritis

 

Debemos tener en cuenta que no todo el dolor lateral de cadera o alrededor de la zona glútea tiene por qué ser debido a una tendinopatía glútea o a un síndrome de dolor trocantéreo. Existen otras fuentes de dolor en esa zona y es importante acudir a un fisioterapeuta especializado en patología de cadera para realizar una adecuada valoración y diagnóstico diferencial.

 

¿Cuál es la mejor posición para dormir si tengo trocanteritis?


Es evidente que en fases de alta irritabilidad deberemos limitar la carga a la que sometemos al los tendones, aunque progresivamente será necesario exponer al tendón a cargas con el fin de crear una adaptación del mismo. Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es que un descanso insuficiente dificultará la recuperación del paciente. Para favorecer el descanso y evitar el dolor nocturno limitando las cargas compresivas sobre el tendón, se recomiendan principalmente tres posturas para dormir.

1) De lado con un cojín o almohada entre las piernas dejando la pierna afectada arriba. Hay que tener en cuenta que en personas con la cadera muy ancha esta posición pude no ser suficiente.

 

Posicion adecuada para dormir con trocanteritis

 

2) Tumbado boca arriba con un cojín o almohada bajo las rodillas.

 

Postura adecuada para dormir con trocanteritis

 

3) Tumbado medio de lado con cadera afectada ligeramente flexionada y con un cojín bajo ella, esta posición es la aconsejada por diferentes expertos, ya que permite regular fácilmente la posición de cadera y tronco para adecuarlo a las necesidades del paciente.

 

Cómo dormir con trocanteritis

 

Como sabemos, cada persona es un mundo y estas posiciones son variables, como fisioterapeutas debemos ser capaces de adaptarnos a las características de cada paciente para buscar la solución más adecuada, no dudes en pedir ayuda si la necesitas.

.